México rico en plantas medicinales

México alberga el mayor jardín de plantas medicinales de Latinoamérica

Fecha de Publicación: 06/09/2008
Fuente: EFE
País/Región: México



Más de mil plantas vivas de todo el mundo, con funciones decorativas, artesanales, rituales y curativas, conforman el mayor jardín de plantas medicinales de América Latina y está situado en un barrio indígena de México.
Los árboles, arbustos, huertos, cactus, flores y demás vegetales están distribuidos en una finca de cuatro hectáreas en el barrio indígena de Acapantzingo, en Cuernavaca, ciudad a setenta kilómetros al sur de la capital, en el llamado Jardín Etnobotánico y Museo de Medicina Tradicional y Herbolaria de México.
Originalmente este lugar fue la residencia de descanso del emperador Maximiliano de Habsburgo, quien gobernó México durante la ocupación francesa hasta morir fusilado en 1867, y se dice que éste fue el refugio donde se encontraba con su amante indígena, "La india bonita".
"Hace treinta años, cuando comenzó la historia de este jardín, todavía no se consideraba la etnobotánica como un gran proyecto que debiera ser difundido y mostrado en todo su potencial", indicó en entrevista con Efe la directora del recinto, Laura Parrilla.
El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), responsable del jardín, considera a las plantas patrimonio intangible de los mexicanos.
Con este proyecto se ha tratado de recuperar el uso tradicional de las plantas desde el punto de vista herbolario
"Es un cuerpo de conocimientos muy prácticos no científicos, adquiridos de generación en generación y transmitido de forma oral, y son estos los que conforman el patrimonio mexicanos", sostuvo.
"Nuestro principal objetivo es poner en valor la gran riqueza patrimonial que tienen las plantas medicinales en su uso ritual, herbolario y como recurso cultural", dijo.
Parrilla explicó que el jardín es un patrimonio "vivo" por el propio ciclo vital de las plantas y porque forma parte de la tradición cultural de los mexicanos y ésta se va modificando día a día, y por ello "este jardín jamás va a ser el mismo como museo en el transcurso de un año".
Al jardín llegan parteras, promotores de salud y voluntarios que traen sus ejemplares y experiencias para incorporarlas al acervo que supera ya los mil ejemplares de plantas vivas.
Como el objetivo de todo jardín botánico es de conservación, este tiene muestras mexicanas silvestres y endémicas, más de cien prehispánicas con usos medicinales, como el Axihuitl, y también extranjeras que ya se han incorporado al herbolario mexicano y a sus rituales, como el romero, que se usa en limpias y procesos rituales mexicanos.
Cuando los visitantes entran al jardín, los guías charlan con ellos sobre los remedios naturales que usan habitualmente en sus casas contra sus malestares, como el té, la fricción con alcohol o algún preparado galénico elaborado con plantas medicinales.
De esta forma les hacen comprender que la vegetación es parte de su patrimonio intangible, idea que refuerzan con talleres de preparación de remedios tradicionales, como pomadas para aliviar el dolor.
Además un médico da consulta con remedios naturales y a todo aquel que lo solicite le regalan el sobrante de las podas para que puedan emplearlas como remedios, para lo que les orientan.
La fresa y la albahaca, por ejemplo, alivian problema digestivos, el estafiate sirve para atender problemas gastrointestinales, como dolor de estómago, cólicos y diarrea.
La alcachofa es para el dolor de hígado, el ajónjoli laxante y aceite para la piel, el toloache narcótico y sedante, el ayoyote es para el dolor de muelas.
"Somos el jardín más importante en Latinoamérica por nuestra colección, por nuestra documentación, por su consolidación y por su gran programa educativo", concluyó la antropóloga.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs