Día contra los monocultivos de árboles

Día Internacional contra los monocultivos de árboles

Fecha de Publicación: 21/09/2008
Fuente: Ecologistas en Acción
País/Región: Internacional



Con motivo del Día internacional contra los monocultivos de árboles, que tendrá lugar una vez más el 21 de septiembre, Ekologistak Martxan denuncia la presencia masiva de pino insignis y eucalipto en Euskadi, que ocupan más del 65% de la superficie forestal.
A pesar de la experiencia que suponen muchos años soportando los daños ambientales económicos y sociales, la Administración vasca se pliega ante los intereses de la industria de la madera y de la pasta de papel, permitiendo la instalación de nuevos monocultivos. Por otra parte, la capacidad invasiva del eucalipto, hace que este se introduzca en los ecosistemas naturales llevando allí su capacidad destructiva y su alta combustibilidad sin que el Gobierno Vasco y las Diputaciones Forales de Bizkaia y Gipuzkoa hagan nada para frenarlo.
En estos momentos, la superficie forestal vasca, estimada en más de 130.000 hectáreas, está ocupada en más de un 65% por pino insignis y eucalipto, principalmente situadas en Bizkaia y Gipuzkoa; ambas especies, que no son propias del País, son sometidas a una explotación forestal intensiva que responde en exclusiva a intereses económicos. Se producen graves y múltiples daños al medio ambiente, entre los cuales destacan los que favorecen la desertificación, -como la pérdida de suelo por erosión y la alteración de los recursos hídricos- y la escasa biodiversidad presente en las plantaciones; todos estos factores convierten a los pinares y eucaliptales en espacios vulnerables frente al cambio climático.
En Ekologistak Martxan entiende que la política de gestión forestal debe ir ligada a la prevención del cambio climático en Euskadi y a un modelo de gestión arbórea que favorezca la biodiversidad y la diversificación económica. Los bosques autóctonos son el hogar de numerosas especies de seres vivos, y garantizan con su existencia las condiciones de la vida en la Tierra, al producir oxígeno y regular el ciclo del agua. Todas las medidas que los preserven o recuperen nos benefician a todas la humanidad y son necesarias para garantizar el agua, frente a escenarios de sequías e incendios, cada vez más previsibles. Por tanto, la ampliación y recuperación de los amplios robledales, hayedos y encinares son la herramienta más eficaz para cuidar nuestro entorno natural.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs