Deforestan la Amazonia en áreas protegidas

Deforestan la Amazonia, aun en áreas protegidas

Fecha de Publicación: 07/07/2008
Fuente: Agencias AP y EFE
País/Región: Brasil



La tala de uno de cada cinco árboles en la selva de Brasil se produce en reservas indígenas o zonas de preservación.
Uno de cada cinco árboles cortados en la región de la Amazonia en Brasil está ubicado en áreas protegidas por el gobierno, según reveló un estudio publicado ayer.
Un poco más del 22 por ciento de la deforestación el año pasado ocurrió en reservas indígenas o zonas de preservación, de acuerdo con cifras gubernamentales publicadas por el diario O Globo.
El estudio fue realizado por la agencia ambiental oficial Ibama usando fotos de satélite, dijo O Globo. El informe no había sido publicado oficialmente por el gobierno.
“Es una cifra terrible”, afirmó ayer el ministro del Ambiente Carlos Minc, citado por el diario. “Eso muestra que nuestras reservas no están bien protegidas. No es suficiente crear un área en papel para garantizar la preservación de la selva”.
El estudio indica además que la deforestación en áreas de preservación aumentó 6,4 por ciento desde 2006, mientras que la deforestación general declinó un 20 por ciento, una cifra que el gobierno elogió públicamente.
En junio, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva creó tres reservas naturales en la Amazonia: un parque nacional en el que está prohibido talar árboles y construir, y dos reservas en las que las comunidades locales pueden cosechar caucho, nueces y frutas, al tiempo que preservan la selva.
Minc dijo que para tratar de resolver el problema va a tomar varias medidas en las próximas semanas, incluyendo contratar a 120 especialistas para analizar la protección actual de áreas de preservación.
La selva del Amazonas cubre 6,2 millones de kilómetros cuadrados, con 63 por ciento de ese territorio en Brasil. Aproximadamente 20 por ciento de la selva original ha sido destruida por agricultores, madereros y contratistas de bienes raíces.
El gobierno brasileño publicó el viernes pasado una lista de nuevas reglas a las que tendrán que someterse las organizaciones no gubernamentales (ONG) extranjeras que actúan en el país, para mejorar la protección de la Amazonia. Brasil rechaza “internacionalizar” el tema.
“Queremos separar el trigo de la paja. No es una política anti-ONG, es para separar las buenas de las malas”, explicó el ministro de Justicia, Tarso Genro, en una rueda de prensa celebrada en Brasilia.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs