Al rescate del tiburón

Al rescate del tiburón

Fecha de Publicación: 14/04/2008
Fuente: Estrella de Panamá
País/Región: Panamá


Los filmes cinematográficos han dado mala fama a los tiburones, al punto de causar terror entre la población, y más aún por el registro de algunos ataques al hombre.
Pero, aunque parezca irónico, muy poco se habla de los ataques que le hace el hombre al tiburón, llevándolo hoy día a la situación de que algunas especies ya están en peligro de extinción.
En la tierra todo tiene su razón de ser y en el mar ocurre lo mismo. Este pez selacio marino dentro de la cadena alimenticia se nutre de los animales débiles y enfermos del mar para mantener limpias las aguas y sanos a los cardúmenes de peces, muchos de los cuales le sirven al hombre de alimento.
A juzgar sobre quién le hace más daño a quién, de seguro el hombre ganaría. Y es que los tiburones están amenazados por varios frentes: la sobrepesca, la pesca incidental, el aleteo, la pesca de juveniles y de madres gestantes, y la contaminación marina al echar basura, químicos, pesticidas y metales pesados.
Es importante señalar, según lo explica un folleto de la organización conservacionista MarViva, los tiburones tienen un ciclo de vida de lenta madurez sexual y pocas crías, lo cual no les permite recuperarse rápidamente de la sobreexplotación.
A este principal depredador del mar lo hace tan especial no solo el hecho de servir de equilibrio y saneador, sino el haber sobrevivido a cuatro extinciones masivas, es el animal más viejo que se conoce desde hace 400 millones de años.

Qué se está haciendo
La alerta de extinción de algunas especies de tiburón está en el mundo y en Panamá también. Para contribuir a frenar esta situación, el pasado 10 de abril la Fundación MarViva, que se encarga de la conservación de los recursos marinos y costeros, lanzó una campaña para proteger a este pez gigante.
La campaña consiste en hacer un llamado a las autoridades gubernamentales para acabar con "la práctica de la pesca irresponsable".
Se entregará una carta al presidente de la República, Martín Torrijos, que contiene 11 peticiones y pedirle la instauración de la Comisión de Pesca Responsable para que sirva de apoyo a la Autoridad de los Recursos Acuáticos (ARAP) en la toma de medidas de control y uso sostenible de los recursos pesqueros.
También se requiere que el gobierno apruebe la reglamentación de la Ley No. 9 de 2006 que prohíbe el aleteo del tiburón en aguas panameñas e implementar actividades de control y vigilancia en las zonas especiales de manejo del país.
Para tener una idea de cuán alarmante es la situación, Lourdes Lozano de la Autoridad Nacional del Ambiente explicó que en Asia, en 2002, fueron consumidas más de 13 mil toneladas métricas de aletas a costa del sacrificio de millones de estos escualos y esto se corresponde con disminuciones de entre el 60 y el 90% de las poblaciones de tiburones en todos los mares del mundo.
El alcalde capitalino Juan Carlos Navarro estuvo en este evento, mostró su respaldo a esta iniciativa, calificó de infamia lo que se está haciendo con el tiburón e hizo un llamado a la población porque están acabando con el mundo natural y con los recursos marinos a pasos agigantados.

Especies en peligro
En Panamá se les permite cazar a los pescadores artesanales un 5% del peso total de tiburones que es el aleteo. Para los industriales está prohibido, y si lo hacen tienen que pagar una multa de hasta 100 mil dólares.
Se han protegido ciertas áreas como Coiba, donde hay tránsito de tiburones que son migratorios. Al salir de las áreas protegidas, señala la directora ejecutiva de la Fundación MarViva, Gabriela Etchelecu, son pescados y viene el daño.
"Existen más de 360 especies de tiburones y nuestro país tiene prácticamente el 90% por ser un lugar de tránsito y por ser muy rico en biodiversidad. Entre algunas especies podemos mencionar el tiburón azul, el tigre, el martillo, el ballena, el toro, entre otros", detalló la directora de MarViva.
En aguas panameñas las especie que están en peligro son el tiburón ballena y el tiburón martillo, que se encuentran en el Atlántico y en el Pacífico. En el mundo, agregó Etchelecu, "en los últimos 30 años ha habido una baja de 80% de los tiburones".
Para frenar esta situación, en este país existen áreas marinas protegidas en Coiba que está en el golfo de Chiriquí, el parque marino golfo de Chiriquí donde están las Islas Paridas, Perlas, el parque Cerro Hoya, Isla Iguana, Cayo Zapatilla, Bastimentos y otros. "Aquí tenemos 38% de áreas protegidas entre marinas y terrestres", agrega Etchelecu.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs